Una gymkana al estilo de la película "La trampa"

Una de esas tardes lluviosas que tenemos por aquí, mi revuelto vecino de pilas alcalinas recargables pululaba en busca de entretenimiento.¡No se cansa nunca!, ni mis hijos pueden seguir su ritmo.
Había visto por quinta vez,por lo menos, la película La trampa ,que seguro recordaréis a Catherine Zeta Jones preparando como pasar los rayos láser ,así que como un rayo ¡Nunca mejor dicho!, les reté a ver si pasaban mi particular "rayos trampa". Esto fue lo que se me ocurrió para entretenerlos un rato y fue todo un éxito, para repetir.

¿Qué estás haciendo ahí?- me preguntaron intrigados al verme maniobrar. Mi hijo pequeño de inmediato se dio cuenta de mi plan y se puso a ayudarme dando ideas todo el tiempo para hacerlo más difícil. Además se inventó que les midiera a cada uno el tiempo para ver quien era el más rápido.
 También a mi hijo pequeño se le ocurrió que se pusieran gorros de piscinas para evitar que el pelo se quedara pegado al celo.¡No se le escapa un detalle!. Yo ni había pensado en eso y cuando probé el circuito me dejé algunos pelos!!.
¡Menudo pillo es este pequeñajo vecino!Se dio cuenta que él libraba por abajo ,así que hizo todo el trayecto arrastrándose, mientras que nosotros no podíamos. Mi hijo controlaba que el pequeño no hiciera trampas ,jaja.¡Es que es tan tramposo como él!
 Los pequeños esperaban por el mayor para saber quien había realizado el mejor tiempo,sin tocar "los rayos",claro.
 Se lo pasaron en grande, también desarmando el circuito. Había algunos muy ,muy bien pegados que no se soltaban y aquello parecía una tela de araña donde mi hijo pequeño se colgaba.
¡Un circuito divertido que podéis complicar tanto como queráis! Y a los niños les encantan estos retos. Dice mi hijo que lo tenemos que repetir con los ojos tapados!!.

34 comentarios:

  1. jajaja Divertidísimo!!!
    Yo lo hice con hilos de lana y también fue un exitazo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ah,mira! No sabía. A mí se me ocurrió con celo porque pensé que si se quedaban pegados,es muy fácil verlo y entonces perdían. Mi hijo quiere hacerlo en plan de carreras con vallas, pero claro, eso tiene que ser al aire libre con más espacio y ahí sí que pensaré en cuerdas .

      Eliminar
    2. Que intrépido tu hijo!!! Recuerdo que de pequeña, mi casa tenía un pasillo como el tuyo y mis hermanos y yo nos liábamos a trepar pared arriba con cada pie y cada mano en un extremo del mismo. Descalzos, que si no no había agarre jajaja

      Eliminar
    3. jaja,¿Trepar por las paredes? pero os pensabais que erais George de la jungla!!. No me hables de trepar,en mi casa de la infancia estábamos rodeados de árboles frutales y mis hermanos salían a jugar con todos los del barrio y a mí me tenían en casa en la burbuja de cristal y un día me escapé y me subí a los árboles como hacían todos y claro, que hice una herida tremenda,¿Quién me mandó a escaparme?.

      Eliminar
    4. Entonces eras como yo, que, no sé por qué, me sobreprotegían, incluso más que a mi hermana pequeña. Nunca me dejaban hacer nada. Bueno, sí se por qué. Es que soy bastante torpe y sabían que siempre iba a darme el tortazo padre jajaja Pero que me quitaran los bailado. Pues lo mismo digo de ti, que te quiten lo bailado... Hasta la parte del tortazo, claro XS

      Eliminar
  2. qué gracia con el gorro de piscina!!! yo también le organizo gymkanas con mal tiempo, con sillas, el tenderete, el tubo..., aunque este estilo te ha quedado muy currado!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que tiene gracia, yo me sorprendí cuando me dijo:¡Mamá voy a traer los gorros de piscina!. Yo ya me había dejado los pelos en el circuito. Las gymkanas como dices tú las recuerdo de niña cuando poníamos obstáculos para hacer carreras con cualquier cosa nos valía.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  3. Jajaja, qué divertido!! Yo recuerdo las gymkanas que hacíamos en el colegio que era n muy divertidas. Y alguna hemos hecho en el jardín, pero claro, eramos dos, y aunque las recuerdo con risas, no es lo mismo que con más gente. Tomo nota del juego, por lo menos algo diferente a lo que hacemos habitualmente. Y muy buena idea lo del gorro, tampoco se me hubiera ocurrido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, algo diferente y competir les encanta hasta ver quien tira piedras más lejos!!.Claro que con más gente mola más,jaja.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  4. Que bueno, recuerdo en una asignatura de la carrera, que haciamos un equipo y teniamos que hacer pasar a un compañero a otro lado de una maraña de cuerdas (tipo lo que has echo tú) y era para entender el trabajo en equipo, me gusta mucho el juego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón,hay juegos de esta misma tónica para potenciar trabajo en equipo. Ahora recuerdo que hace unos meses en una jornada que hicimos de Arte y emociones, hicimos un ejercicio que era que todos teníamos que estar agarrados a una cuerda y hacer un recorrido, fueran los que fueran los obstáculos no podíamos soltarnos y teníamos que buscar soluciones para seguir juntos. Luego al finalizar teníamos que expresar algo con la cuerda, una idea que tuviéramos todos en común .Nosotros decidimos tirarla hacia arriba y que cayera en la posición que quisiera.¡Arte moderno!.

      Eliminar
  5. Qué divertido! Y el pequeñajo qué listo jajaja Eso sí, tu hijo pequeño, como siempre, colaborando contigo y aportando ideas. Qué tal lo hizo el mayor? Con lo alto que está le debió de costar un poco, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí ,el mayor está muy alto ,le costó un poco como a mí, pero estaba diseñado con espacios para los grandes. El pequeño vecino fue el que visionó rápido que él cabía por debajo del todo,así no tenía que sortear los distintos obstáculos.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Sí , sobre todo el pequeñajo vecino que no está acostumbrado a estas actividades creativas!!
      Un besito

      Eliminar
  7. Me encanta!!!!!! Esos juegos me gustan muchísimo, yo querría participar también,jejeje. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y yo jugué también!, y ellos me hicieron fotos , solo que no las puse. Cuando hay que jugar yo soy la primera.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  8. Jajajajajaja, algo parecido es lo que hace mi hijo en el río. Monta unas trampas para que ningún desconocido pueda adentrarse en su "cabaña-escondite-sauce". Me encanta lo del equipamiento de los tuyos, es que son de traca. Bien pensado y la próxima vez seguro que en un día de lluvia me acuerdo de tí y el genio de tu hijo.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ajá! Pero en el río mola más,mucho más. Esos escondites deben ser patrimonio de la humanidad!,
      Un abrazo!!

      Eliminar
  9. Ohhh pero que chulada me encanta la idea para jugar yo y todo jajaja cualquier dia me lo organozo en casa jijijiji. Por cierto que espabilao tu hijo con lo del gorro no pierde detalle, superbuena idea jijiji. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extraña,porque ¡Yo jugué como una loca!,jaja. Desde luego que fue muy buena idea porque yo me dejé algunos pelos en los "rayos trampa".
      Un abrazo!!

      Eliminar
    2. Jajaja a mi me parece divertido, pero estas ocurrencias las tenía de peque cuando todavía tenía imaginación, menos mal que no todos los adultos somos asi :(. Ohh no habia pensado en los de los pelos que dolor jajjaja. Un besito

      Eliminar
  10. Qué guay!. Yo no tengo pasillo en casa.....pero algo me puedo inventar ;)
    Besicos y disfrutar!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, puedes hacerlo con sillas a ambos lados o puertas cercanas que tengas, el caso es pasarlo bien.
      Un besito!!

      Eliminar
  11. Qué divertido! vaya ocurrencia lo del gorro, jaja...es único
    Y el vecinito encantado de la vida!
    Yo lo hice una vez con lana pero no salió muy bien, me acabas de recordar que tengo que repetirlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El vecinito viene a mi casa directamente,jaja y quiere entrar a la suya.
      Sí ,este niño no para de tener ideas originales .
      Un abrazo!! Y a seguir disfrutando.

      Eliminar
  12. Madre mía cómo has puesto la casa pero me parece super original.
    Tus hijos están insultando mi inteligencia, porque me preguntaba qué es lo que hacían con un gorro de piscina jajajaja
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, Pirulí al principio yo era muy estricta con la casa como cuando era soltera o no tenía niños,pero cuando los tienes ,una de dos, o estás siquiatrica detrás de ellos para que esté impecable o mejor por bienestar mental ,dejarles hacer , total es un rato y luego tiene solución,se recoge y ya está.
      Jaja, no te preocupes porque cuando me pidió los gorros de piscina yo le pregunté¿Para qué?, tampoco se me ocurrió a mí.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  13. qué genial!! me he quedado alucinada, me encanta la idea!!!!
    Sois la bomba!! ;-)

    ResponderEliminar
  14. Qué bueno!!!! Esto lo tengo que probar con mi trío en una de esas tardes tontas de otoño, que no sabemos qué hacer en casa...
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ya verás que divertido! Les encantará!!
      Un abrazo!!

      Eliminar
  15. Hola Seoane! Muchas gracias por tu comentario. Estoy de acuerdo con lo que me has escrito. Yo a lo que me refería es a la competitividad en Educación Infantil, con ese ejemplo que he dicho de que aún hay docentes que solo se mueven con fichas, todo con propuestas gráficas, una detrás de otra. En ese tipo de enseñanza, el niño que más fichas hace se le considera como el mejor, porque lleva más volumen en la carpeta. Por suerte, el movimiento de la enseñanza constructivista está haciendo que esto cambie, ningún niño es mejor ni peor, todos son diferentes en cuanto a capacidades, intereses y motivaciones, y ser diferentes no los hace ni mejor, ni peor, al contrario los hace únicos, porque cada persona es única. La competitividad para superarse a uno mismo, es muy buena, pero la competitividad que aún se sigue fomentando, como te he dicho antes, hace que los niños se frustren y haya talentos perdidos.
    Si supieras lo que me ha pasado con la Inteligencia Emocional, me dio pena y rabia. No sé si sabes como es el proceso selectivo de Oposiciones a maestros en Andalucía. Son exámenes eliminatorios, el primero es escrito, 3 horas y media, en el que he sacado un 8'9, por lo tanto he pasé al segundo examen, que es oral (ese es en el que siempre me luzco). El oral dura una hora y tiene dos partes, la primera parte consta de defender una Programación Didáctica, parte en la que me han puesto un 9'1, la segunda parte trata de defender una Unidad Didáctica de las 15 que tenemos que presentar escritas junto a la programación didáctica, esas 15 las echan a suertes, nos quedan 3 y de esas se elige una. Yo elegí la que tengo dedicada por completo a la Inteligencia Emocional y la defendí en forma de Proyecto de Trabajo. ¿Qué pasó? un 7'4, es buena nota, lo sé, pero mala comparándola con otras veces. Fui a reclamar (que por otra parte, está prohibido, así que ni me recibieron) llamé a mi profesora de la Academia, y la conclusión a la que ella llega es que la Inteligencia Emocional y los Proyectos de Trabajo son "demasiado" modernos, ya que el presidente de mi tribunal, era un maestro mayor, quizás le queden pocos años para jubilarse y probablemente no le gustase de lo que yo hablaba. Con esto no digo que todos los maestros mayores no estén al día, pero que siempre hay algunos que prefieren lo tradicional, y este año me he topado con uno de ellos.
    joooo con lo bonito que era mi proyecto de Inteligencia Emocional, pero claro no llevaba ni una ficha típica, llevaba escritura constructivista, experimentos de ciencia, matemáticas de colores.... En fin, que hablo/escribo mucho jajaja
    Un besico!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me impresiona lo que me cuentas por varias razones : porque pasáis por un montón de cribas y luego no tenéis plaza de maestro y es una pena porque lleváis una gran preparación por todo lo que me cuentas. Luego , es increíblemente contradictorio que te evalúe un Sr. que no le da valor a la Inteligencia Emocional , sin dudas él pertenece a esa generación donde no se le daba ninguna importación ,de ahí tantos genios en sus especialidades pero nefastos en sus relaciones sociales. ¡Una pena! Con tan malos maestros que conozco que están ejerciendo. Y sí,estoy de acuerdo contigo, y en infantil que es la base de todo,es donde menos indicado establecer esa carrera absurda e inservible entre los niños. El hacer más fichas no es un medidor de la capacidad ni del talento de un niño .
      Te deseo mucha suerte!! Que seguro alguien valorará tu trabajo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...